Las fases de la luna y sus diferentes nombres

Las fases de la luna y sus diferentes nombres

La luna, ese misterioso faro nocturno que adorna nuestro cielo, no es estática; es una esfera en constante transformación. A lo largo de su órbita mensual alrededor de la Tierra, exhibe un ciclo fascinante conocido como las fases de la luna. Este fenómeno, que ha intrigado a culturas y curiosos desde tiempos inmemorables, nos invita a explorar las distintas caras de nuestra compañera cósmica.

¿Qué son las fases de la luna?

Las fases lunares se refieren a las distintas apariencias que presenta la luna en el cielo nocturno a lo largo de su órbita alrededor de la Tierra. Estas fases son el resultado de la interacción entre la posición relativa de la luna, la Tierra y el sol, que afecta la cantidad de luz solar que llega a la superficie lunar visible desde la Tierra. Este ciclo lunar, que dura aproximadamente 29.5 días, se divide en varias fases principales.

Fases lunares. Fuente: ©Vito Technology, Inc.

Luna nueva

La Luna Nueva es una fase lunar en la que la luna se encuentra entre la Tierra y el sol, y su cara iluminada no es visible desde la Tierra. En este momento, la luna está prácticamente en la misma dirección que el sol, lo que significa que la porción iluminada de la luna está orientada hacia el sol y lejos de nosotros.

Desde la perspectiva de un observador en la Tierra, durante la Luna Nueva, la luna parece estar oscura o apenas visible en el cielo nocturno. La Luna Nueva marca el comienzo de un nuevo ciclo lunar, ya que es el momento en que la luna empieza a moverse desde una posición casi invisible hacia las fases más iluminadas.

Esta fase lunar es significativa en diversas culturas y tradiciones, y a menudo se asocia con la renovación, el reinicio y el inicio de nuevos ciclos. La Luna Nueva también es un momento propicio para la observación del cielo, ya que la ausencia de luz lunar permite una mejor visibilidad de otros objetos celestes, como estrellas y planetas. Además, en algunas prácticas espirituales y culturas, la Luna Nueva se considera un momento propicio para la reflexión, la planificación y la fijación de intenciones para el próximo ciclo lunar.

Luna creciente o Cuarto creciente

Luna en cuarto creciente en el cielo vista desde la localidad barcelonesa de Badalona. / FRANCESC CASALS

La Luna Creciente o Cuarto Creciente es una fase lunar que ocurre después de la Luna Nueva y antes de la Gibosa Creciente. Durante esta fase, la porción iluminada de la luna comienza a ser visible desde la Tierra y crece progresivamente cada día. Desde la perspectiva de un observador en la Tierra, la luna parece una delgada franja de luz que se extiende en la parte derecha de la luna.

La Luna Creciente marca el renacimiento de la luz lunar después de la oscuridad relativa de la Luna Nueva. A medida que la luna continúa su órbita alrededor de la Tierra, la luz solar incide gradualmente en una porción cada vez mayor de su superficie visible.

Este período de crecimiento gradual es un momento emocionante para los observadores del cielo, ya que la luna se vuelve cada vez más prominente en el cielo nocturno. La Luna Creciente simboliza un nuevo comienzo y se asocia a menudo con la renovación y la energía positiva en diversas culturas y tradiciones. Además, en términos astronómicos, la Luna Creciente es un momento propicio para la observación.

Primer cuarto

El primer cuarto es una fase lunar que ocurre aproximadamente siete días después de la Luna Nueva y marca el punto medio entre la Luna Nueva y la Luna Llena en el ciclo lunar. En esta fase, la mitad derecha de la luna está iluminada, y desde la perspectiva de un observador en la Tierra, se ve como una mitad iluminada con forma de semicírculo.

Durante el primer cuarto, la luna ha completado aproximadamente un cuarto de su órbita alrededor de la Tierra, de ahí su nombre. En esta etapa, la luna sigue aumentando su iluminación a medida que continúa su movimiento orbital.

El primer cuarto es un momento crucial en el ciclo lunar y es una transición entre las fases iniciales de crecimiento (Luna Creciente) y las fases más iluminadas (Gibosa Creciente y Luna Llena). La luz lunar en esta fase permite una buena visibilidad de los detalles en la superficie lunar y es un momento propicio para la observación astronómica. La ubicación del primer cuarto en el cielo nocturno puede variar dependiendo de la época del año y la posición de la luna en su órbita alrededor de la Tierra.

Primer cuarto de luna. Fuente: Getty Images

Luna gibosa creciente

La Luna Gibosa Creciente es una fase lunar que sigue al primer cuarto y precede a la Luna Llena en el ciclo lunar. Durante esta fase, más de la mitad, pero menos del 100%, de la cara visible de la luna está iluminada por la luz del sol. Desde la perspectiva de un observador en la Tierra, la Luna Gibosa Creciente muestra una porción iluminada que abarca más de la mitad de su superficie, pero aún no está completamente iluminada.

La palabra “gibosa” se utiliza para describir la forma redondeada y convexa de esta fase lunar, que se asemeja a un casquete esférico. Esta fase es un marcador en el ciclo lunar, indicando que la luna continúa su trayectoria hacia la Luna Llena.

La Luna Gibosa Creciente es visible durante gran parte de la segunda mitad del mes lunar, y su brillo aumenta progresivamente a medida que avanza hacia la fase de Luna Llena.

Luna llena

La Luna Llena es una fase lunar en la cual la totalidad de la cara visible de la luna está iluminada por la luz del sol. Este evento ocurre cuando la luna se encuentra en el lado opuesto de la Tierra en relación con el sol, de manera que la luz del sol incide directamente sobre la superficie visible de la luna.

Desde la perspectiva de un observador en la Tierra, durante la Luna Llena, la luna aparece como un disco redondo y brillante en el cielo nocturno. Es el momento en que la luna alcanza su máxima luminosidad y es visible durante toda la noche, saliendo aproximadamente al mismo tiempo que el sol se pone y alcanzando su punto más alto en el cielo a medianoche.

Luna gibosa menguante

Durante este período, más del cincuenta por ciento de la superficie lunar está iluminada, aunque la porción iluminada visible para nosotros está disminuyendo.

Último cuarto

En esta etapa, únicamente la mitad de la Luna recupera su iluminación, aunque la porción visible de la superficie está experimentando una reducción.

Cuarto menguante

A medida que se aproxima la siguiente Luna Nueva, la iluminación lunar disminuye nuevamente a un cuarto, con menos de la mitad de su superficie iluminada.

Los otros nombres de la Luna Llena

La Luna Llena es conocida por varios nombres en diferentes culturas y tradiciones, cada uno con sus propios significados y connotaciones. Aquí hay algunos de los nombres más comunes para la Luna Llena y sus significados:

  1. Luna de Cosecha: Este nombre se refiere a la Luna Llena que ocurre más cercana al equinoccio de otoño en el hemisferio norte. En este momento, la luz lunar adicional permitía a los agricultores recolectar sus cultivos por la noche.
  2. Luna de Flor: En algunas culturas indígenas de América del Norte, la Luna Llena de mayo se conoce como la Luna de Flor, ya que coincide con la temporada de flores en plena floración.
  3. Luna de Cazadores: Esta es la Luna Llena que sigue a la Luna de Cosecha y a menudo se asocia con la temporada de caza, cuando los animales están más gordos y son más fáciles de cazar.
  4. Luna de Nieve: En algunas culturas indígenas de América del Norte, la Luna Llena de febrero se llama la Luna de Nieve, ya que coincide con las nevadas frecuentes de este mes.
  5. Luna Azul: La “Luna Azul” se refiere a la segunda Luna Llena que ocurre dentro de un mismo mes calendario. El término “azul” no se relaciona con el color real de la Luna, sino que es una rareza en el calendario.

Sobre la Luna también existen otros fenómenos espectaculares como las superlunas .

Las fases de la luna representan una danza eterna entre nuestro planeta, la luna y el sol. Este ciclo lunar, lleno de misterio y belleza, nos conecta con el universo de una manera única. La próxima vez que observes la luna en el cielo nocturno, recuerda que estás siendo testigo de un espectáculo celestial que ha cautivado a la humanidad a lo largo de los siglos.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta