Una Luna colorida

Una Luna colorida

La Luna se ve normalmente en tonos sutiles de gris o amarillo. Pero las pequeñas diferencias de color medibles se han exagerado enormemente para hacer que este paisaje lunar, telescópico y multicolor, se capture durante la fase completa de la Luna.

Los diferentes colores corresponden a diferencias reales en la composición química de la superficie lunar. Los tonos azules revelan áreas ricas en titanio, mientras que los colores naranja y púrpura muestran regiones relativamente pobres en titanio y hierro.

El familiar “Sea of ​​Tranquility2, o “Mare Tranquillitatis”, es el área azul en la esquina superior derecha del marco.

Las líneas blancas se irradian a través de las tierras altas lunares del sur, fundiéndose con tonos naranjas que salen desde el cráter “Tychoen”, de 85 kilómetros de ancho, y que está en la parte inferior izquierda.

Los rayos más oscuros del cráter Copérnico se extienden hacia el Mar de las Lluvias (Mare Imbrium), en la parte superior izquierda.

A través del estudio de muestras de rocas de las misiones Apollo, se han conseguido imágenes multicolores procedentes de estas naves espaciales, con las que hemos podido explorar la composición de la superficie global de la Luna.

 

Crédito y Derechos de Autor : László Francsics

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×
×

Carrito